jueves, 7 de febrero de 2013

La suerte no es nuestra amiga.


María me dijo en el hospital que Cream se encontraba, no lo dude y de alguna manera en mis desesperación llegue allí. Pregunte por la recepción donde se encontraba pero ninguno tenía idea, continué preguntando si alguien sabía donde podía encontrarse Cream The Rabbit. Mis ojos se nublaban cada vez mas y mas, realmente estoy viviendo en pesadillas. No tarde mucho en encontrar la habitación que una enfermera me había indicado. Efectivamente allí estaba, mi "hermana", según por lo que pude escuchar de Vainilla fue que los doctores dijeron que no es mas que una fractura de brazo y algún que otro raspón en sus piernas. Estaba dormida, solo quería verla y claramente pude hacerlo, Vainilla también estaba muy preocupada aunque para ella no es muy bueno estar pese a su problema de salud. La coneja se quedaría en el hospital asta mañana en la tarde, al igual que Vainilla y Vector. Por mi parte Vector me pidió que descansara, le hice caso aunque a duras penas ya que quería estar allí para cuando Cream despertara. Me dirigí a casa, ya era algo tarde así que era normal que poca gente estuviera por las calles. Llegue sana y salva, tome un baño y revise  mi celular por si alguien. Mensajes y mas mensaje y solo de una persona -SONIC.

-Pensé para mi misma.- Que idiota. Debería responderle, después de todo se preocupo por mi y el dijo que yo soy su novia así que... -.-' que estoy diciendo? 

La puerta sonó y efectivamente fue la puerta, al parecer no se percataron de que había un timbre. Salí y allí pude ver a un erizo llorando como un niño de 10 años, ¿fue porque no conteste los mensajes? o ¿algo mas había pasado? Tal vez lo hice involuntariamente pero realmente me sentí bien, tome al erizo del cuello y dulcemente deposite un beso en su frente. Después de  
todo el ahora es mi novio. Le pregunte torpemente que era lo que ocurría y su respuesta fue bastante sorprendente.

Sonia, Sonia desapareció. No tenemos idea de donde puede estar, se que eggman no la tiene y busque por todo mobius. -Mirándome a los ojos.-

-Yo seguía rodeando su cuello.- Pues debemos buscar por otros lugares. Aunque por el momento es mejor que te tranquilices, ya la encontraremos. 

continuara...

No hay comentarios:

Publicar un comentario