domingo, 9 de septiembre de 2012

Cita? No es una mal entendido...

No pasaron mas de 2 Horas desde que estoy en el hospital, Sonic vino ver como se encontraba Vainilla. La coneja me pidió que saliera de la habitación, ya que quería hablar a solas con el joven erizo. No hablaron mas de 10 minutos, al salir Sonic me pidio que lo acompañara. Dijo que Vainilla necesitaba que yo comprara algunas cosas en la tienda para llevar a la casa,aun vivimos en la casa de vector. Sonic se ofreció a ayudarme con las bolsas que debía traer, el erizo se veía algo molesto. Creo que no le agradaba ir de compras 



Amy: ¿Te encuentras bien?

Sonic:¿Yo? claro me siento de maravilla. 

Amy: Pues tu cara dice todo lo contrario. 

Sonic: No te preocupes, es que estoy algo cansado. Pero no es nada. 

Amy: Bien, ya llegamos. ¿Quieres pasar un rato? 

Sonic: Claro, ¿donde dejo las bolsas?

Amy: déjalas sobre esa mesa -señalando- 

Sonic: Acaso, ¿vas a cocinar?

Amy: Si, es que Vector y los demás seguro llegaran tarde. Y Cream se quedara a dormir en la casa de una de sus amigas, así que cocinare yo. 

Sonic: No sabia eso de ti. 

Sonic solo me miraba mientras preparaba la cena, se me hacia algo incomodo. Ya que tenia esos grandes ojos verdes sobre mi. El teléfono comenzó a sonar, le pedí al erizo que contestara la llamada. Al parecer era Vector, estaba algo preocupada, lo primero que me vino a la cabeza fue que otra cosa le había ocurrido a Vainilla. Para la buena suerte solo era que ellos se quedarían con la coneja en el hospital. Así que supongo que estoy cocinando solo para mi, no puedo comer todo esto. 

Amy:-mirando a Sonic- Oye, Sonic... Te ¿gustaría quédate a cenar?

Sonic: No losé -mirándome de reojo- Solo bromeo, claro que me gustaría.

Amy: Genial... Bueno la comida estará lista en unos minutos.-noto que no deja de verme- ¿Tengo algo?

Sonic: -Riendo- No, es solo que.... No mejor olvídalo.

Amy: Esta bien -tomando unos platos.-

Comencé a servir la cena, me senté frente a Sonic. ¿Por que me mira tanto? No me molesta, pero es algo extraño. No debe ser nada, seguí comiendo. Cuando escuche que alguien tocaba la puerta, era una de las chicas Sonia.... 

Sonia: Lo siento, no sabía que estaban en una cita... -dijo mirándonos-

Amy: ¿Cita? No, esto es... emm yo no quería cenar sola así que no invite pero no es una cita... -dije nerviosa- 

continuara...   

2 comentarios: